Ali Dorani: la sátira como sobrevivencia

Por Mong Palatino | Traducción: Gabriela García (*)

El caricaturista iraní Ali Dorani, cuyo seudónimo es Eaten Fish, ha sido uno de los nueve dibujantes a los que la Fundación Fritt Ord de Noruega ha concedido una subvención en reconocimiento a su labor en el uso de sátira como expresión visual y medio de crítica en la sociedad.

Ali Dorani solicitó asilo en Australia en 2013, pero fue trasladado a la isla de Manus, campo de detención en Papúa Nueva Guinea, donde se vio obligado a permanecer como refugiado durante cuatro años antes de que pudiera reubicarse en Noruega en diciembre de 2017 gracias al patrocinio de la Red Internacional de Ciudades Refugio.

Su caricatura que representa la lucha de los refugiados en Manus se difundió ampliamente. En 2016, la Red Internacional de Derechos de los Dibujantes le concedió el Premio al Valor en la Caricatura Editorial por su trabajo.

Gracias por leer Artefacto. Suscríbete al nuevo canal en Telegram y recibe todo nuestro contenido directamente en tu dispositivo.

En 2018, Global Voices entrevistó a Ali Dorani sobre su difícil transición de ser un refugiado en Manus a su nueva vida en Noruega. Volvimos a hablar con él para conocer su última obra de arte que le valió la beca, su experiencia durante la pandemia de coronavirus y su trabajo en los últimos tres años.

—He tenido muchas galerías en diferentes ciudades de Noruega y también en otros países como Alemania y Suecia —dice—. He tenido un público enorme. Creo que más de 15 mil personas y estudiantes han visitado mis galerías, charlas y conversaciones. Es increíble que la gente se entere de persecución de seres humanos dentro de las fronteras de Australia. La mayoría sabe que Australia es uno de los países más libres del mundo y no conocen los centros de inmigración en Australia, ni saben lo que el Gobierno australiano hace a cientos de niños al mantenerlos tras las rejas en las cárceles.

Como un artista exiliado y exrefugiado que depende de actividades públicas para contar su historia, la crisis sanitaria lo afectó particularmente:

—Como artista independiente, la pandemia perjudicó mucho mi trabajo, porque tengo que mostrar mis dibujos al público. Me limitó mucho. Me gano la vida haciendo caricaturas y dirigiendo galerías en las que vendo mis caricaturas y pinturas; (pero) la pandemia lo detuvo todo.

«Dead island». | Ali Dorani / Eaten Fish.

Hace poco le informaron de un concurso organizado por la Fundación Fritt Ord sobre la relación entre mayorías y minorías. Recuerda que le costó comprender el tema:

—¿Entendemos realmente estas dos palabras? ¿Entendemos lo que es exactamente una minoría o una mayoría? Es la primera vez que se me ocurre algo así.

«Minorities and majorities», la ilustración reconocida por la Fundación Fritt Ord. | Ali Dorani / Eaten Fish.

Apenas tuvo dos días para trabajar en su presentación. Explica cómo se le ocurrió el símbolo del girasol para representar a la raza humana.

—Se me ocurrió dibujar un girasol porque un girasol es una flor que tiene cientos de semillas en su interior, que representan a la sociedad en mi viñeta. Dibujé siete girasoles en una jaula. Representan los diferentes continentes y los llamé la minoría… y en el otro lado dibujo un girasol que representa a la mayoría. El girasol blanco y negro representa a un pequeño grupo que tiene el poder de controlar al resto del mundo. Tiene una llave, y el resto de los girasoles en la jaula están cerrados.

El premio le inspiró a seguir con sus proyectos inconclusos:

—Después de este premio me motivé mucho para terminar mis libros y publicarlos. He estado escribiendo un libro sobre mi vida y la historia que tengo de los centros de detención de refugiados en Australia y los campos de prisioneros de inmigración en Papúa Nueva Guinea. También estoy haciendo otro libro de historietas sobre mi vida en Noruega.


También podría interesarte.

El camino del duelo:

cuando los superhéroes también mueren


También tiene un consejo para los artistas que luchan por sobrevivir a la pandemia:

—Me gustaría decir a otros compañeros (artistas) que nunca deben dejar de intentarlo. Nunca deben dejar de buscar y nunca deben tener miedo de dar su opinión.

(*) Esta entrevista de Mong Palatino fue publicada originalmente en la red de medios ciudadanos Global Voices el 9 de octubre de 2021.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: