Urgencia climática: código rojo para la humanidad

Por Kevin Rennie | Traducción: Milena Bernachea (*)

No es ninguna sorpresa que en el informe más reciente del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC, por su nombre en inglés) se declare que nos encontramos frente a un código rojo para la humanidad. En los últimos años, millones de personas han sufrido a causa de los eventos climáticos extremos, y muchos han especulado sobre la posible relación entre el calentamiento global y el incremento anual de los desastres naturales.

El reporte Cambio Climático 2021: Base de la Ciencia Física (AR6 ) demostró sin lugar a dudas la responsabilidad del ser humano en el incremento de los desastres sobre la base de la ciencia actual.

Gracias por leer Artefacto. Suscríbete al nuevo canal en Telegram y recibe todo nuestro contenido directamente en tu dispositivo.

El análisis del IPCC es muy claro. Según las principales declaraciones del AR6 en el Resumen para Responsables de Políticas, «el cambio climático inducido por el ser humano está determinando fenómenos extremos en el tiempo y en el clima en todas las regiones del mundo. Desde el Quinto Informe de Evaluación (AR5) de 2014, se ha reforzado la evidencia de los cambios observados en fenómenos, tales como olas de calor, fuertes precipitaciones, sequías y ciclones tropicales, y en particular, su atribución a la influencia humana.Los incrementos generalizados en la intensidad y frecuencia del calor extremo observados y proyectados, junto a las reducciones en la intensidad y frecuencia del frío extremo, son compatibles con el calentamiento global y regional».
(AR6 Chapter 11.1.4 23)

El meteorólogo Eric Holthaus concuerda. «El cambio climático empeora los fenómenos meteorológicos extremos. Una revolución en la ciencia de la atribución lo ha demostrado. Desde olas de calor hasta inundaciones mortales, los científicos pueden ahora calcular en qué medida los seres humanos han empeorado los desastres», dice. Y agrega: «Para mí, la parte más importante del informe climático presentado por el IPCC es que la ciencia ha logrado establecer una relación causal directa entre la quema de combustibles fósiles y los extremos climáticos. El cambio climático no sólo altera los fenómenos climáticos extremos. Cambia todo».

Una protesta exigiendo justicia climática en Nümberg, Alemania, en octubre de 2019. | Markus Spiske vía Unsplash.

Desde la Conferencia del Cambio Climático de Naciones Unidas de 2019, nuestro planeta ha experimentado un incremento en la frecuencia e intensidad de los eventos climáticos extremos. El video de Global Voices «Desastres climáticos globales 2020-2021″ presenta solo una pequeña fracción de esos eventos. Incluye sequías en África y Norteamérica, inundaciones en Europa, China e India, y olas de calor e incendios forestales en Australia, Norteamérica y el Mediterráneo.

Según la Oficina para la Reducción del Riesgo de Desastres de Naciones Unidas (UNDRR, por su nombre en inglés), se ha producido un aumento generalizado de desastres relacionados al clima que va de 3656 entre 1980–1999 a 6681 entre 2000–2019; un incremento del 83 %.

Además, la Organización Meteorológica Mundial ha concluido que «en muchos de estos eventos extremos se ha identificado una clara huella del cambio climático inducido por el ser humano».

Muchas organizaciones científicas han investigado si se pueden atribuir los eventos particulares a la crisis climática. La revista Ciencia de los Desastres Naturales y Sistemas Terrestres (NHESS, por su nombre en inglés) examinó los incendios forestales australianos de 2019-2020 e identificó una conexión entre el cambio climático y las condiciones meteorológicas extremas: «…el cambio climático ha incrementado el riesgo de temporadas extremas de incendio inducidas por el clima. Esta tendencia es principalmente impulsada por el aumento de las temperaturas extremas».


También podría interesarte.

La desigualdad hídrica en Chile

y su impacto en la Región de Coquimbo


También revela: «Se descubrió que se ha incrementado por un factor de 2, como mínimo, la probabilidad de calor extremo, debido a la tendencia prolongada de calentamiento. Sin embargo, los modelos climáticos actuales sobrestiman la variabilidad y tienden a subestimar la tendencia a largo plazo de estos extremos, por lo que el verdadero cambio en la probabilidad del calor extremo podría ser mayor, y propone que la atribución del incremento del riesgo de las condiciones climáticas que propician incendios es una estimación conservadora».

Además, un estudio de Atribución Climática Mundial concluyó que las «fuertes precipitaciones y las inundaciones ocasionadas por la tormenta tropical Imelda (Texas, 2019) se volvieron más probables e intensas debido al calentamiento global».

También se descubrió que la ola de calor siberiana de 2020 «hubiera sido imposible sin el cambio climático inducido por el ser humano».

Los portales de noticias de todo el mundo están notando los efectos del cambio climático. The Guardian publicó a principios de agosto una captura de un video titulado «DESASTRES NATURALES la semana del 1 al 7 de agosto del 2021 ¡Cambio Climático!», que destacaba los desastres climáticos de esa semana.

El informe AR6 proporciona un Atlas Interactivo con información regional detallada y proyecciones, tales como las temperaturas atmosféricas y oceánicas y los incrementos en las precipitaciones y el nivel del mar. Incluye escenarios a corto, mediano y largo plazo tomando en cuenta incrementos de 1.5, 2.3 y 4 grados Celsius.

Vox ha creado una guía práctica para utilizar esta herramienta de mapeo. AR6 también creó Fichas Informativas por Región descargables.

Este hilo de Twitter de Sky News UK refleja la situación climática extrema de mediados de agosto de 2021.

Naciones Unidas monitoreó el progreso del cambio climático en la Conferencia de Glasgow COP26 durante los primeros días de noviembre de 2021. Para ver la clasificación de tu país de acuerdo a los compromisos y planes de acción ambientales, visita el Rastreador de Acción Climática.

(*) Este artículo de Kevin Rennie fue publicado originalmente en la red de medios ciudadanos Global Voices en agosto de 2021.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: